Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

martes, 27 de diciembre de 2016

Paripés, mangas y capirotes

  Desde que esta comunidad autónoma echó a andar, la última sesión parlamentaria del año, en vísperas navideñas, siempre ha estado reservada a la aprobación de sus  Presupuestos para el ejercicio siguiente. Sin embargo, la pasada semana no ocurrió así, ya que esta es la fecha sin que se tenga noticia, no ya del Proyecto presupuestario de la Junta, sino del preceptivo techo de gasto previo, que suele aprobarse por el mes de septiembre.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Un tetrapartidismo ensimismado

  Mientras en Castilla y León arrecia a diario una política de corto alcance y baja estofa de la que en mayor o menor medida no se salva ninguno de los cuatro principales partidos, el pasado viernes conocíamos que esta comunidad ha vuelto a liderar la pérdida de población durante el primer semestre del año: Somos 9.192 menos que el pasado 1 de enero. Con ello, a 31 de julio pasado el INE sitúa el censo de la comunidad en 2.445.858 habitantes, esto es, 117.663 habitantes menos que los registrados a 1 de enero de 2009.

lunes, 12 de diciembre de 2016

La admiración del mundo mundial

  Atrás quedó el puente de una Constitución que seguiría inmaculada desde 1978 si no fuera porque en los estertores del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero el PSOE y el PP perpetraron aquella reforma exprés que modificó el artículo 135 para anteponer los intereses del mercado financiero a las necesidades de los ciudadanos. Salvo para eso, el bipartidismo forjado en la transición fue incapaz de abordar la necesaria  puesta al día de una Carta Magna que, por mera cuestión de edad, no tuvo ocasión de votar el 64 por ciento de los españoles que hoy tienen derecho a voto. Y ahora, venido a menos ese bipartidismo, el problema es que la fragmentación del mapa político impide el consenso necesario para afrontar   una reforma cada vez más imprescindible. De modo que la asignatura puede seguir estando pendiente durante lustros.