Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

lunes, 24 de diciembre de 2018

La peor manera de iniciar la cuenta atrás electoral

  En política, como casi en todo en general, las prisas suelen ser malas consejeras. Y pretender recuperar apresuradamente el tiempo desperdiciado, puede acarrear efectos contraindicados. Es lo que le ha pasado al PP en Castilla y León con la designación de sus candidatos a las Alcaldías de las nueve capitales de provincia.

jueves, 20 de diciembre de 2018

Mucha tela por cortar

  El aluvión de sondeos electorales publicado en los últimos días confirma, punto arriba punto abajo, que el resultado deparado por las urnas andaluzas resulta en buena medida extrapolable a unas eventuales elecciones generales. Como era de prever, la irrupción de Vox se extiende de forma uniforme al conjunto de España, lo que ratifica que su principal caldo cultivo en Andalucía no ha sido otro que el patrioterismo suscitado por el desafío separatista en Cataluña (más exactamente, la actitud tibia o pusilánime que a juicio del electorado situado más a la derecha han mantenido sobre el particular tanto el gobierno Sánchez como el de Rajoy).

jueves, 13 de diciembre de 2018

En línea de salida

   Sin esperar a su proclamación oficial como candidato, algo que se supone inminente, Alfonso Fernández Mañueco renunciaba ayer a la Alcaldía de Salamanca para dedicarse con exclusividad a su objetivo de alcanzar la presidencia de la Junta tras las elecciones autonómicas del mes de mayo. Desde que barrió a Antonio Silván en las primarias autonómicas del PP, ha transcurrido más de año y medio durante el cual a Mañueco casi todo se le ha ido complicando.

martes, 4 de diciembre de 2018

Paisaje tras la sacudida andaluza

A menos de seis meses de las próximas elecciones municipales y autonómicas -el mismo día también se eligen eurodiputados, pero eso es ahora lo de menos- las urnas andaluzas han sacudido abruptamente el tablero de la política española. Aunque el retroceso del PSOE y la irrupción de Vox, extrema derecha pura y dura, eran más que previsibles, nada hacía sospechar que ambos fenómenos alcanzaran suficiente dimensión como para propiciar un vuelco político en el feudo socialista por excelencia.