Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

lunes, 29 de mayo de 2017

El "nuevo" PSOE de Castilla y León

¿Cómo será el nuevo PSOE de Pedro Sánchez?  Más allá de su reformulación programática y estratégica, que pasan por un giro a la izquierda y el endurecimiento en la oposición al gobierno de Mariano Rajoy, la composición de su nuevo núcleo dirigente centra estos días las especulaciones periodísticas. Legitimado por su contundente victoria, y escaldado tras su anterior mandato, el restituido secretario general se dispone a formar una próxima Ejecutiva de su máxima confianza, restringiendo el espacio compartido a las otras corrientes -en la medida en que estas subsistan- al Comité Federal.

Óscar Puente, Pedro Sánchez y Luis Tudanca
  En el Congreso convocado para mediados de junio se visualizará la cúpula dirigente del nuevo PSOE, en la que tienen reservado puesto determinados socialistas de Castilla y León que en estos últimos meses se han volcado en la batalla librada por Sánchez para reconquistar el liderazgo del partido. Por encima de todos, el enorme esfuerzo desplegado por Óscar Puente ha proyectado al alcalde de Valladolid como uno de los nuevos referentes nacionales del partido. Puente está llamado a formar parte de la nueva Ejecutiva Federal y si no lo hace en un puesto de mayor relevancia es porque lo considere incompatible con su tarea en la Alcaldía, que asegura que sigue siendo su máxima prioridad, al punto que ya anunciado su intención de presentarse a la reelección en 2019.

Junto a Puente, es más que probable que regrese a la Ejecutiva Federal la eurodiputada Iratxe García, quién se mantuvo fiel a Sánchez hasta el fatídico 1 de octubre e inmediatamente después dimitió como máxima responsable de la delegación de los eurodiputados socialistas españoles. Otra posible restitución podría ser la del que fuera senador autonómico y secretario de Cultura en la Ejecutiva derrocada, Ibán García del Blanco, quién, tras haber anunciado su retirada de la política activa, ha regresado a la misma constituyéndose en una de las cabezas visibles del sanchismo en la provincia de León

  También estará en la pomada Mari Luz Martínez Seijo, la diputada por Palencia, incondicional seguidora de Sánchez y e impulsora de un buen número de plataformas en su apoyo. Sin perjuicio de su posible incorporación a la Ejecutiva Federal, Martínez Seijo tendrá relevante papel parlamentario una vez, que inmediatamente después del cónclave de mediados de junio, Ferraz reestructure la dirección de los grupos socialistas del Congreso y el Senado.

Rodriguez, Andrés y Gordo flanqueando a Susana Díaz
Ahí se verá en que situación quedan Juan Luis Gordo y Pedro J. Muñoz, diputados que el pasado otoño abandonaron el sanchismo para subirse con armas y bagajes al carro susanista. El primero, secretario provincial del partido en Segovia, había accedido antes, a propuesta de la anterior Ejecutiva de Sánchez, al cargo de secretario segundo de la Mesa del Congreso. El segundo, muñidor de la gestora abulense (única provincia de la comunidad en la que Susana Díaz ha ganado las primarias) accedió el pasado noviembre a la dirección del grupo socialista gracias a la purga realizada por la gestora contra los diputados en rebeldía contra la abstención a la investidura de Rajoy.

 Pero, al margen de lo anterior,  sin duda lo mas determinante de la victoria de Sánchez en Castilla y León es que ha desbrozado completamente el camino de la reelección de Luis Tudanca como secretario autonómico del partido. De haber ganado Susana Díaz, Tudanca hubiera tenido prácticamente imposible sobrevivir al frente del partido en la comunidad. El frente susanista formado por los seis secretarios provinciales (León, Zamora, Salamanca, Palencia, Segovia y Soria), la gestora de Ávila y los críticos de Valladolid, con Soraya Rodríguez a la cabeza, acariciaba eel objetivo hacerse con el control del partido en la comunidad.

 Sin embargo, su estrepitosa derrota -más de 16 puntos de diferencia- ha dado al traste con dicha pretensión. El susanismo ha recogido velas y está más bien en desbandada. Y buena prueba de ello es que se haya introducido  la previsión de adelantar a mediados de julio la fecha del congreso autonómico, dando prácticamente por hecho que no habrá lugar a celebrar primarias al ser Tudanca el único candidato que concurra.

Soraya Rodriguez y Carlos Martínez
 Tudanca tratará de confeccionar una Ejecutiva compacta en la que mantendrá su núcleo más fiel, con Ana Sánchez y Virginia Barcones en primer plano, y de la que se caerá lógicamente la actual presidenta, Soraya Rodriguez, y los que más se han significado en apoyo de Susana Díaz, caso del alcalde de La Granja de San Ildefonso (Segovia), José Luis Vázquez, o del exsecretario provincial de Burgos, Chema Jiménez, impulsores de las plataformas susanistas en sus respectivas provincias. Y será el momento entonces de revisar la continuidad de Óscar López en su escaño de senador autonómico, decisión que en última instancia adoptará Pedro Sánchez.

 En este nuevo escenario, salvo en Valladolid y Burgos, donde está cantada la continuidad de Javier Izquierdo y Esther Peña, se vislumbra un importante vuelco en los posteriores congresos provinciales, en los que por primera vez se elige al secretario provincial mediante primarias directas. Dos de los seis secretarios provinciales conjurados contra Sanchez no concurrirán: el soriano Carlos Martínez, que ha agotado la limitación de  mandatos, y el zamorano Antonio Plaza, definitivamente desahuciado por la militancia. Los resultados también fuerzan la retirada del salmantino Fernando Pablos y posiblemente tampoco se la juegue el segoviano Gordo. Queda por ver que deciden la palentina Miriam Andrés y el leonés Tino Rodríguez, este último asediado ahora desde varios flancos que complican sobremanera su reelección.

 En el plano institucional, la derrota de Susana Díaz no ha gustado nada en la Junta, que prefería la victoria del “PSOE de toda la vida”, ese que ha preferido siempre mirar para otro lado ante los asuntos de corrupción en la comunidad. Al igual que Sánchez con Rajoy, Tudanca va a endurecer su oposición justo cuando los casos de corrupción más arrecian política y judicialmente sobre el atribulado gobierno que preside Juan Vicente Herrera.


elblogdepedrovicente@gmail.com    

lunes, 22 de mayo de 2017

Las Diputaciones como palanca de poder interno en el PP

Escalonados a lo largo de los cuatro próximos fines de semana, el PP celebra entre el 27 de mayo y el 17 de junio sus nueve congresos provinciales en Castilla y León. Y sin que haya celebrado aún ninguno, ya se está compuesta la nueva orla de los presidentes del partido en las nueve provincias. El sistema de primarias a doble vuelta estrenado en los pasados congresos autonómicos ha resuelto con semanas de antelación su desenlace, que ha venido a confirmar la estrecha correspondencia entre las Diputaciones y la estructura territorial de poder en el PP de Castilla y León.

César Rico y Alfonso Fernández Mañueco
 Solo tres de la anterior hornada de presidentes provinciales optaban a la reelección, los tres plenamente en sintonía con la nueva dirección autonómica encabezada por Alfonso Fernández Mañueco. El salmantino Javier Iglesias y el burgalés César Rico, que presiden las respectivas Diputaciones, no han encontrado enfrente ningún candidato alternativo. No así Mar Angulo, quien ha tenido que fajarse con el sector critico encabezado por Antonio Pardo, el que fuera presidente de la Diputación soriana antes de que ésta cayera en manos del PSOE tras las últimas elecciones municipales.

 Soria, Valladolid y Ávila han sido las tres únicas provincias en la que ha concurrido más de un candidato a la presidencia. Una disputa que ha tensionado fuertemente al partido, especialmente en Soria y Valladolid, donde se han librado sendas batallas absolutamente a cara de perro, dejando heridas que no van ser tan fáciles de restañar y que a buen seguro tendrán consecuencias cuando llegue el momento de elaborar las candidaturas a las elecciones municipales de 2019. Entonces veremos en que queda esa “integración” que tanto prometen los vencedores.

 El pulso librado ha hecho que en las tres provincias se disparara el número de afiliados inscritos con respecto a la votación que enfrentó el pasado 17 de marzo a Fernández Mañueco y Antonio Silván, especialmente en Valladolid, donde ese censo se incrementó en mas de un 170 por ciento, pasando de menos de 1.500 a mas de 4.000. Un incremento no menos espectacular en Ávila, cuyo censo de inscritos pasaba de 392 a 1.086.

 Las primarias autonómicas, en las que el sector encabezado por Pardo apoyó abiertamente la candidatura de Silván, presagiaban la victoria de Angulo, que finalmente se confirmaba por el 62,7 por ciento de los votos (431) frente al 36,61 por ciento (253).

Jesús Julio Carnero y Borja García Cavajal
 No estaban tan claros los pronósticos en Valladolid, donde en otras circunstancias nadie habría osado plantar batalla por la presidencia a un candidato que reunía en su persona la doble condición de secretario provincial del partido y presidente de la Diputación. Por mas que el concejal Borja García Carvajal fuera muy del agrado de la nueva Ejecutiva Autonómica, su desafío a Jesús Julio Carnero tenía mucho de David contra Goliat. Los resortes de poder que proporciona el gobierno de una Diputación resultan determinantes. Y aun así el resultado podrá calificarse de concluyente, pero no de aplastante, ya que el derrotado ha sumado mas de un 40 por ciento de los votos, lo cual es una cosecha nada desdeñable. El resultado (59,44 frente a 40,56) no es como para proclamar que el partido sale fortalecido en Valladolid.

Más sorprendente es que un político tan bregado como el ex alcalde de Ávila y ex presidente de la FRMP, Miguel Ángel García Nieto, no midiera bien el riesgo de disputar la presidencia del partido al vicepresidente primero de la Diputación, Carlos García González, erigido en líder del sector renovador frente a la vieja guardia que se ha tirado décadas controlando el PP abulense. Nieto ha caído derrotado por una diferencia de mas 21 puntos (60,81 frente a 38,20).

Otros dos presidentes de Diputación, el leonés Juan Martínez Majo y la palentina Ángeles Armisén compatibilizaran sus cargos institucionales con las respectivas presidencias del partido. En León se vuelve así a la reunificación de cargos existente hasta el asesinato de Isabel Carrasco, evitando una contienda que podía reabrir heridas todavía no cicatrizadas. Para ello, previa mediación de la dirección autonómica, Martínez Majo ha tenido que dar marcha atrás en su intento de ningunear al ahora llamado sector mañuequista, que tiene como cabeza más visible al ex concejal Ricardo Gavilanes. Por su parte, Armisén, que ya era secretaria provincial, es la sucesora natural de Carlos Fernández Carriedo, fracasado en su intento de que Génova le levantara la incompatibilidad entre la presidencia provincial del partido y el cargo de consejero de la Junta.

Paloma Sanz y Francisco Vázquez
  En Segovia, la sucesión natural conducía a la presidencia provincial del PP al secretario provincial del partido y vicepresidente único de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente. Sin embargo, Francisco Vázquez, nuevo secretario autonómico, ha preferido apadrinar a la número tres de la ejecutiva saliente y senadora Paloma Sanz. La explicación del cambio no sería otra que el caso de la hipoteca del Torreón de Lozoya y otros inmuebles de Caja Segovia, entre cuyos imputados figura tanto De Vicente como el también diputado provincial José Luis Sanz Merino, ambos antiguos miembros del Consejo de Administración de la entidad.

 Y en Zamora, Fernándo Martínez Maillo ha preferido mantener a la presidenta de la Diputación, Mayte Martin del Pozo, como un número dos del partido y promocionar como presidente provincial al diputado del Congreso José María Barrios. Pero Barrios no es ajeno precisamente a la cultura política de las Diputaciones, ya que entre 1999 y 2016 ha sido vicepresidente de la de Zamora, a la que llegó antes que el propio Maillo, elegido presidente en 2003.

No es extraño que el PP se revolviera cuando hace dos años, en su acuerdo de investidura con Pedro Sánchez, Ciudadanos planteó suprimir las Diputaciones. Si estarán en su ADN político que tanto Mariano Rajoy como Fernández Mañueco iniciaron sus respectivas carreras políticas presidiendo las de Pontevedra y Salamanca…


lunes, 15 de mayo de 2017

En estado de confusa efervescencia

 Con un Mariano Rajoy que no logra zafarse de la sombra de la corrupción, el Congreso de los Diputados convertido en una jaula de grillos y el PSOE asomado al abismo de sus primarias, la política española vive un estado de confusa efervescencia. Y ello cuando Pablo Iglesias no ha formalizado su controvertida moción de censura, cuyo de debate y votación no va a contribuir precisamente a estructurar una oposición eficaz al PP, que le ha cogido el punto a lo de gobernar en minoría y a sortear el control parlamentario. Los vetos cruzados entre PSOE, Podemos y Ciudadanos le están proporcionando a Rajoy un blindaje a prueba de las continuas bombas políticas que estalllan a su alrededor.

 En Castilla y León, donde gracias a Ciudadanos Juan Vicente Herrera ha seguido gobernando exactamente igual que si tuviera mayoría absoluta, la única perturbación del PP radica en el frente judicial. Hoy mismo la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, declara como testigo ante el Juzgado que investiga los multillonarios sobrecostes de la Perla Negra y los terrenos de Portillo. Y ello no va a dejar de ser todo un trago para ella, por más que se haya acogido a declarar por videoconferencia, como piensa hacerlo Rajoy ante la sala que juzga del caso Gürtel.

Sede de la consejería de Economía y Hacienda
Además de mantener  en su consejería a tres altos cargos investigados en esa causa, no hay que olvidar que en el origen de la operación Perla Negra está la cesión de competencias realizada por la antigua consejería de Hacienda, competente en materia de Patrimonio Inmobiliario, en favor en la antigua consejería de Economía dirigida por Tomás Villanueva. Veremos lo que nos depara el plasma.

 Con el PP dando largas a la comparecencia parlamentaria de Herrera sobre la trama eólica y al desbloqueo de la comisión de investigación constituida al respecto, la iniciativa de crear otra comisión sobre el desaguisado de las Cajas de Ahorro ha superado su primer trámite. Conforme al Reglamento, tendrá que constituirse, ya que ningún grupo se ha opuesto a ella. Ahora queda por ver si Ciudadanos, que ha promovido dicha comisión junto a Podemos e IU, hace valer su acuerdo con el PP para que su presidencia recaiga en un procurador de la oposición. 

Aun así, que nadie se haga muchas ilusiones antes de tiempo, ya que el funcionamiento de las comisiones parlamentarias mediante voto ponderado conduce a ese fristrante empate que otorga al PP la posibilidad de vetar cualquier acuerdo. En cualquier caso, a estas alturas de curso, no parece factible que la comisión de las Cajas eche a rodar antes de septiembre.

Carlos Martínez y Luis Tudanca
 Frente judicial aparte, el mayor revés que con diferencia ha sufrido estos días el gobierno Herrera ha sido el rotundo rechazo del Consejo de Alcaldes del PSOE de Castilla y León al mapa rural de la Ordenación del Territorio, pendiente de aprobar mediante un proyecto de ley que requiere mayoría cualificada de dos tercios del Pleno de las Cortes. Ello supone que dicho mapa, pieza capital de dicha Ordenación, no va a salir adelante, al menos al corto plazo, frustrando las expectativas del vicepresidente y consejero de Presidencia de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, que ve como su “proyecto estrella” core el riesgo de irse definitivamente al garete.

 Tanto la Ejecutiva Autonómica del PSOE como el grupo parlamentario socialista habían decidido asumir la postura que fijara dicho Consejo de Alcaldes, órgano que preside de alcalde de Soria, Carlos Martínez. Y la decisión del Consejo es la no apoyar dicho Proyecto de Ley en los términos en que está planteado, en los que aprecia “una continuidad en las políticas del PP que durante los últimos 30 años no han dado resultados”. Nuevo frenazo en consecuencia al proyecto de Ordenación Territorial, que por otra parte sigue suscitando reticencias entre no pocos alcaldes del PP y determinados presidentes de Diputación.

Este cierre de filas socialista en respuesta a la Junta se ha producido además justo cuando el PSOE de Castilla y León está fracturado de nuevo a todos los niveles (Ejecutiva autonómica, grupo parlamentario, Consejo territorial y el propio Consejo de Alcaldes) a causa de las primarias sobre la secretaria general. Una división que se ha reflejado en la batalla librada sobre los avales a Pedro Sánchez y Susana Díaz y que, con independencia del veredicto que dicte la militancia el próximo domingo, se extenderá inevitablemente al congreso autonómico a celebrar en septiembre.

Lohrer, Pastrana y Fernandez, los tras candidatos de Podemos
A diferencia del socialista Luis Tudanca, que tendrá que esperar a dicho congreso, al que puede darse por reelegido como secretario autonómico de Podemos es a Pablo Fernández. No hace falta esperar al escrutinio que se dará a conocer el próximo domingo para aventurar que el actual líder del partido morado en la comunidad se impondrá por amplio margen a sus dos competidores. La mayoría consolidada en Vistalegre por Pablo Iglesias tiene aquí su reflejo en el llamado “equipo Pablo Fernández”, absolutamente hegemónico en esta comunidad.

Desaparecido en combate el errejonismo, la única corriente organizada que presenta lista completa a la nueva dirección regional de Podemos son los Anticapitalistas, que solo tienen presencia significativa en Valladolid, donde controlan el Consejo Ciudadano. Fuera del círculo vallisoletano, las posibilidades de su candidato a la secretaria general, Jean Pierre Lohrer, son muy limitadas. Y no digamos las del tercer candidato en discordia, el voluntarista Nicanor Pastrana, quien el pasado mes de noviembre resultó contundentemente derrotado por el candidato oficialista en la elección celebrada para elegir al secretario del Consejo Ciudadano de León. Otra cosa será comprobar el grado de participación de los inscritos en las votaciones del llamado Vistalegre autonómico que, lejos del mundanal ruido, se celebró ayer en Soria con menos asistencia de la esperada.


lunes, 8 de mayo de 2017

La corrupción, prueba de fuego para la bicefalia

   El pacto de no agresión alcanzado entre Juan Vicente Herrera y Alfonso Fernández Mañueco ha mantenido al PP de Castilla y León como una balsa de aceite desde el pasado congreso autonómico del pasado 1 de abril. A ambos les convenía pasar página de su colisión en las pasadas primarias y procurar una bicefalia pacífica, sin tensiones y fricciones que proyecten una imagen de división interna.

lunes, 1 de mayo de 2017

De hoz y coz en el mapa de la corrupción

Hace dos años, en abril de 2015, Juan Vicente Herrera se jactó ante el pleno de las Cortes de que Castilla y León no figuraba en el mapa de la corrupción española. En un político tenido por prudente, tal afirmación resultaba ciertamente osada, ya que faltaba groseramente a la verdad histórica.