Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

lunes, 29 de mayo de 2017

El "nuevo" PSOE de Castilla y León

¿Cómo será el nuevo PSOE de Pedro Sánchez?  Más allá de su reformulación programática y estratégica, que pasan por un giro a la izquierda y el endurecimiento en la oposición al gobierno de Mariano Rajoy, la composición de su nuevo núcleo dirigente centra estos días las especulaciones periodísticas. Legitimado por su contundente victoria, y escaldado tras su anterior mandato, el restituido secretario general se dispone a formar una próxima Ejecutiva de su máxima confianza, restringiendo el espacio compartido a las otras corrientes -en la medida en que estas subsistan- al Comité Federal.


Óscar Puente, Pedro Sánchez y Luis Tudanca
  En el Congreso convocado para mediados de junio se visualizará la cúpula dirigente del nuevo PSOE, en la que tienen reservado puesto determinados socialistas de Castilla y León que en estos últimos meses se han volcado en la batalla librada por Sánchez para reconquistar el liderazgo del partido. Por encima de todos, el enorme esfuerzo desplegado por Óscar Puente ha proyectado al alcalde de Valladolid como uno de los nuevos referentes nacionales del partido. Puente está llamado a formar parte de la nueva Ejecutiva Federal y si no lo hace en un puesto de mayor relevancia es porque lo considere incompatible con su tarea en la Alcaldía, que asegura que sigue siendo su máxima prioridad, al punto que ya anunciado su intención de presentarse a la reelección en 2019.

Junto a Puente, es más que probable que regrese a la Ejecutiva Federal la eurodiputada Iratxe García, quién se mantuvo fiel a Sánchez hasta el fatídico 1 de octubre e inmediatamente después dimitió como máxima responsable de la delegación de los eurodiputados socialistas españoles. Otra posible restitución podría ser la del que fuera senador autonómico y secretario de Cultura en la Ejecutiva derrocada, Ibán García del Blanco, quién, tras haber anunciado su retirada de la política activa, ha regresado a la misma constituyéndose en una de las cabezas visibles del sanchismo en la provincia de León

  También estará en la pomada Mari Luz Martínez Seijo, la diputada por Palencia, incondicional seguidora de Sánchez y e impulsora de un buen número de plataformas en su apoyo. Sin perjuicio de su posible incorporación a la Ejecutiva Federal, Martínez Seijo tendrá relevante papel parlamentario una vez, que inmediatamente después del cónclave de mediados de junio, Ferraz reestructure la dirección de los grupos socialistas del Congreso y el Senado.

Rodriguez, Andrés y Gordo flanqueando a Susana Díaz
Ahí se verá en que situación quedan Juan Luis Gordo y Pedro J. Muñoz, diputados que el pasado otoño abandonaron el sanchismo para subirse con armas y bagajes al carro susanista. El primero, secretario provincial del partido en Segovia, había accedido antes, a propuesta de la anterior Ejecutiva de Sánchez, al cargo de secretario segundo de la Mesa del Congreso. El segundo, muñidor de la gestora abulense (única provincia de la comunidad en la que Susana Díaz ha ganado las primarias) accedió el pasado noviembre a la dirección del grupo socialista gracias a la purga realizada por la gestora contra los diputados en rebeldía contra la abstención a la investidura de Rajoy.

 Pero, al margen de lo anterior,  sin duda lo mas determinante de la victoria de Sánchez en Castilla y León es que ha desbrozado completamente el camino de la reelección de Luis Tudanca como secretario autonómico del partido. De haber ganado Susana Díaz, Tudanca hubiera tenido prácticamente imposible sobrevivir al frente del partido en la comunidad. El frente susanista formado por los seis secretarios provinciales (León, Zamora, Salamanca, Palencia, Segovia y Soria), la gestora de Ávila y los críticos de Valladolid, con Soraya Rodríguez a la cabeza, acariciaba eel objetivo hacerse con el control del partido en la comunidad.

 Sin embargo, su estrepitosa derrota -más de 16 puntos de diferencia- ha dado al traste con dicha pretensión. El susanismo ha recogido velas y está más bien en desbandada. Y buena prueba de ello es que se haya introducido  la previsión de adelantar a mediados de julio la fecha del congreso autonómico, dando prácticamente por hecho que no habrá lugar a celebrar primarias al ser Tudanca el único candidato que concurra.

Soraya Rodriguez y Carlos Martínez
 Tudanca tratará de confeccionar una Ejecutiva compacta en la que mantendrá su núcleo más fiel, con Ana Sánchez y Virginia Barcones en primer plano, y de la que se caerá lógicamente la actual presidenta, Soraya Rodriguez, y los que más se han significado en apoyo de Susana Díaz, caso del alcalde de La Granja de San Ildefonso (Segovia), José Luis Vázquez, o del exsecretario provincial de Burgos, Chema Jiménez, impulsores de las plataformas susanistas en sus respectivas provincias. Y será el momento entonces de revisar la continuidad de Óscar López en su escaño de senador autonómico, decisión que en última instancia adoptará Pedro Sánchez.

 En este nuevo escenario, salvo en Valladolid y Burgos, donde está cantada la continuidad de Javier Izquierdo y Esther Peña, se vislumbra un importante vuelco en los posteriores congresos provinciales, en los que por primera vez se elige al secretario provincial mediante primarias directas. Dos de los seis secretarios provinciales conjurados contra Sanchez no concurrirán: el soriano Carlos Martínez, que ha agotado la limitación de  mandatos, y el zamorano Antonio Plaza, definitivamente desahuciado por la militancia. Los resultados también fuerzan la retirada del salmantino Fernando Pablos y posiblemente tampoco se la juegue el segoviano Gordo. Queda por ver que deciden la palentina Miriam Andrés y el leonés Tino Rodríguez, este último asediado ahora desde varios flancos que complican sobremanera su reelección.

 En el plano institucional, la derrota de Susana Díaz no ha gustado nada en la Junta, que prefería la victoria del “PSOE de toda la vida”, ese que ha preferido siempre mirar para otro lado ante los asuntos de corrupción en la comunidad. Al igual que Sánchez con Rajoy, Tudanca va a endurecer su oposición justo cuando los casos de corrupción más arrecian política y judicialmente sobre el atribulado gobierno que preside Juan Vicente Herrera.


elblogdepedrovicente@gmail.com