Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

lunes, 8 de diciembre de 2014

10.053 parados más en plena "recuperación" económica...

Cuanto más se aproxima la aprobación de los Presupuestos de Castilla y León para 2015 -que el PP sacará adelante en solitario a mediados de mes- más en entredicho quedan las ficticias bases sobre las que se han elaborado. La tozuda realidad no se compadece con esa inflada previsión de crecimiento, nada menos que del 2,1 por ciento, que da pie a unas cuentas de la lechera trufadas de descarado electoralismo.


Parados a la puerta de una oficina del Ecyl
 Frente al discurso oficial de la imparable recuperación, la economía de Castilla y León ha sufrido estos días un doble baño de realidad. El PIB regional crecía en el tercer trimestre del año un 0,4 por ciento, dos décimas menos de lo que lo había hecho en el segundo (0,6) y una décima menos de que en el primer trimestre (0,5), lo que apunta hacia el estancamiento en que se encuentra el conjunto de la zona euro.
 Pero para preocupante y revelador, el dato del paro registrado en noviembre, mes en el que, a diferencia del conjunto de España, Castilla y León sumó 3.512 desempleados. Con el añadido de que la afiliación a la Seguridad Social ha caído en la comunidad en 10.091 cotizantes.

 El paro aumentó en noviembre en todos los sectores productivos y en todas las provincias, excepto en Palencia, situando en 221.577 el número de inscritos en los servicios públicos de empleo de la comunidad. Y ha sido el segundo mes consecutivo en el que aumenta el número de desempleados en Castilla y León, ya que en octubre lo hizo en otras 6.541. Por supuesto que los datos interanuales siguen siendo positivos, pero la cuestión es que, mientras el gobierno de Juan Vicente Herrera alardea de recuperación, Castilla y León tiene en estos momentos 10.053 parados mas que hace dos meses, más de la mitad de los cuales no reciben además ningún tipo de prestación (se estiman en 107.400 los hogares de la comunidad con todos sus miembros en paro).

La consejera de Hacienda y el presidente de la Junta
 Y desde luego los nuevos Presupuestos de la Comunidad no priorizan en absoluto la creación de empleo, ni siquiera ese de carácter tan precario y miseramente retribuido que tenemos que agradecer a la nefasta reforma laboral. Sigue sin implementarse un plan de choque mínimamente efectivo y la inversión pública continúa siendo la gran sacrificada por unas políticas de ajuste que siguen muy vigentes. Ello al mismo tiempo que se anuncia una oferta pública de empleo totalmente engañosa, ya que el grueso de la misma -correspondiente a la consejería de Sanidad- simplemente servirá para consolidar el precario empleo actual.

¿Cuántos puestos de trabajo han perdido la Sanidad y la Educación públicas a causa de los drásticos recortes presupuestarios sufridos en los cuatro últimos años por ambas consejerías? Solo en la educación no universitaria la plantilla se ha visto reducida en 1.398 profesores, los que median entre los 27.964 del curso 2010-2011 y los 25.566 que han iniciado el actual curso 2014-2015. Casi 1.400 profesores menos para atender a 7.828 alumnos mas, con el consiguiente empeoramiento del ratio. Si se cumple esa oferta publica de empleo, cifrada en 350 profesores, se estaría recuperando tan solo una cuarta parte del profesorado perdido. Y ello sin entrar en la insostenible situación en que se encuentran las plantillas de las cuatro Universidades públicas.

 Más ficticia aún es la oferta del SACYL, donde, según fuentes sindicales, se estiman en cerca de 2.000 las jubilaciones que se han producido desde el inicio de la crisis. Si a ello se añade que desde 2009 no se han convocado procesos de selección que suman más de 1.100 plazas, la conclusión es que las mil que ahora se anuncian servirán como mucho para regularizar las actuales plantillas, sin recuperar ninguno de los puestos de trabajo perdidos.

Uno de los 24 quirófanos del hospital de Burgos
 La realidad del día a día indica que los recortes en la Sanidad pública están lejos de haber concluido. Sirva como ejemplo el reciente cierre de uno de los dos quirófanos de urgencia del hospital de Burgos, justificado por la Gerencia Regional de Salud para ahorrarse la contratación de un anestesista. Para mayor inri, en un hospital que arrastra un escandaloso sobrecoste de 286 millones de euros investigado tanto por la fiscalía como por la Unión Europea...

Un cierre de quirófano decidido contra el criterio del personal facultativo por la misma consejería que ha amparado y dado cobertura a ese sospechoso sobrecoste, garantizando una rentabilidad del 6,92 por ciento anual la empresa concesionaria de la construcción, equipamiento y explotación durante 30 años de los servicios no sanitarios del hospital. Sobrecoste y rentabilidad que han elevado a 71 millones de euros el canon anual previsto inicialmente en 38..

 Ejemplos como el citado ponen muy en tela de juicio que el Presupuesto de la Junta de 2.015 suponga un punto de inflexión a partir del cual concluye la escalada de recortes de los cuatro años anteriores. Una cosa es que las consejerías de Sanidad, Educación y Familia dispongan a priori de un ligero incremento presupuestario sobre 2014 y otra muy diferente que en la práctica esa mayor dotación se vaya efectiva. Antes al contrario, mucho es de temer que, al no cumplirse las previsiones presupuestarias en el capítulo de ingresos, ese pequeño repunte del gasto social se vaya al garete. Eso sí es que no se vuelve a meter la tijera sin el menor miramiento. Al tiempo. 

elblogdepedrovicente@gmail.com