Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

miércoles, 13 de febrero de 2013

El expolio de las Cajas (IX): Miércoles de ceniza

 Hoy, miércoles de ceniza, es el día en el que el Consejo de Administración del Banco CEISS (Caja España-Caja Duero) saldrá de su hermetismo y despejará la tremenda duda de si la entidad está condenada a la horca o va a ser pasada a cuchillo.


 Las opciones son esas: Una absorción “in extremis” por la andaluza Unicaja, que se quedaría con el banco a precio de saldo, o su nacionalización por el FROB. Esta última comportaría someterse al rescate europeo y sus condiciones: El cierre de 263 oficinas y la eliminación de unos 1.500 empleos (aproximadamente un tercio de la plantilla) a cambio de una inyección de 604 millones de euros que palie su ruinoso estado financiero. Tras ser saneado con fondos públicos, el Banco se subastaría al mejor postor, que podría ser la propia Unicaja o el Banco Sabadell, que ya tiene experiencia -se quedó con la quebrada CAM alicantina- y se ha mostrado interesado en su posible adquisición.

Juan Vicente Herrera y Evaristo del Canto
 La quiebra técnica del Banco CEISS fue certificada la pasada semana por el propio FROB, que cifró en 288 millones de euros su agujero contable. Era la constatación del fracaso estrepitoso de la estrategia compartida por la Junta, el PP y el PSOE, que forzaron una fusión, la de Caja España y Caja Duero, que ha resultado un completo fiasco. Para mayor inri y sin ningún pudor, Juan Vicente Herrera y Óscar López se atribuyeron conjuntamente el nombramiento de Evaristo del Canto, cuya manifiesta incompetencia ha contribuido lo suyo a la dimensión de la catástrofe. (Recomiendo al efecto la lectura del artículo publicado por el compañero Manuel Trapote en Diariocritico Castilla y León).

 Mientras tanto, ninguno de los responsables políticos del desaguisado se da por aludido. Ni el cuarteto que pilotó esa desastrosa estrategia (junto a Herrera y López, el consejero de Economía, Tomás Villanueva, y el ex secretario de Organización del PSCL-PSOE, Pedro José Muñoz) ni todos los consejeros de Caja España y Caja Duero que secundaron la fusión. Por mi parte me remito a lo publicado aquí mismo el pasado 15 de diciembre: 
Los responsables tienen nombre y apellidos.

 A falta de responsabilidades políticas, lo que se está estrechando en algún caso es el cerco penal ante determinadas actuaciones colaterales perpetradas en algunas cajas. Especialmente agitados andan últimamente los pasillos del Palacio de Justicia de Segovia, donde hay abiertas diligencias a raíz de sendas denuncias relacionadas con la antigua caja segoviana. 
Soto y Escribano: Abrazo en el Juzgado
Su ex presidente, Atilano Soto, que está imputado en el caso Bankia, ha tenido que declarar en el plazo de muy pocos días sobre ambos asuntos. Uno deviene de la denuncia presentada por 11 miembros del antiguo Consejo de Administración por la presunta falsificación de las actas en relación con la operación Navicoas, de resultas de la cual pesa una hipoteca de 6,8 millones de euros sobre el Torreón de Lozoya y otros inmuebles asignados a la fundación que se ha hecho cargo de la obra social. El juzgado de instrucción nº 5 ha abierto diligencias previas contra Soto y el anterior director general Fernando Tapias por presuntos delitos de falsedad documental y administración desleal.

Las otras diligencias en curso son las abiertas por la fiscalía sobre presuntas irregularidades en la gestión de “Segovia 21”, sociedad constituida en su día por la Diputación provincial, la Cámara de Comercio y la Caja, y de la que Soto ha sido consejero-delegado hasta su destitución el pasado mes de septiembre.
Además de al ex presidente de Caja Segovia, el fiscal ha llamado a declarar, entre otros, al ex director general de la entidad, Manuel Escribano, al ex presidente de la Cámara, Jesús Postigo (actual portavoz del PP en el ayuntamiento de Segovia), y al ex secretario provincial del PSOE y antiguo portavoz socialista en la Diputación, David Rubio, todos ellos antiguos consejeros de "Segovia 21". 

Se trata de investigar los contratos suscritos con la empresa Fomento Territorial S.L., que, a juicio de los actuales administradores, han originado un gran quebranto económico a esta sociedad pública, en la que ostenta la mayoría la Diputación.
Y todo esto sin que inexplicablemente se esté investigando la legalidad de las millonarias indemnizaciones percibidas por Escribano y otra docena de antiguos directivos, cuyo montante total se cifra en unos 35 millones de euros.

Arahuetes, Santamaría y Escudero, enmascarados en Venecia
UPyD, partido que se está mostrando muy activo en la exigencia de que se esclarezcan todas las responsabilidades, políticas y penales, en Caja Segovia, ha aprovechado las carnestolandas para distribuir algunas fotografías correspondientes al viaje “gratis total” que en su día llevó a la plana mayor de la entidad hasta el carnaval veneciano. En las que se reproducen al lado puede verse al alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, al ex presidente de la Diputación, Javier Santamaría, y a la antigua portavoz municipal del PP, Beatríz Escudero. Además de Venecia, Atilano Soto y compañía disfrutaron de estancias igual de placenteras en Roma, París, San Petersburgo y la Patagonia.

 Aunque para albúm fotográfico, ninguno como el del viaje a Nueva York de los antiguos vicepresidentes de Caja España, Isabel Carrasco y Francisco Fernández,  igualmente por toda la patilla. Las fotos publicadas por Interviúde Carrasco brindando con champán en el interior de una limusina son difícilmente superables.

elblogdepedrovicente@gmail.com