Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

jueves, 19 de junio de 2014

Tú con Sánchez, yo con Madina

  
 Como era de esperar, los dos  bandos enfrentados en el PSOE de Castilla y León no han tardado en posicionarse ante la contienda abierta en el partido para suceder a Alfredo Pérez Rubalcaba. Lógico y natural. Óscar López y Julio Villarrubia siguen hoy por hoy emplazados a batirse en duelo en el próximo congreso autonómico y, aunque la última palabra la tendrán todos los militantes de la comunidad, son conscientes del plus que supone llegado el trance estar en sintonía con el nuevo equipo que aterrice en Ferraz.



Pedro Sánchez, el lunes en Valladolid
  Aunque pretenda hacernos creer que, como secretario federal de Organización, él permanece al margen de esa contienda, López está comprometido hasta las trancas con la candidatura de Pedro Sánchez. Por función de su cargo orgánico, personalmente no le queda otro remedio que guardar las formas, pero sus huestes en Castilla y León llevan ya más de una semana trabajando a favor de la candidatura del diputado madrileño. 

 La composición de la plataforma pro Sánchez, así algunas significativas asistencias al acto de su presentación, no han dejado ningún género de dudas, por mas que, como se maliciaba “El topillo”,se quisiera dar protagonismo a la ex procuradora palentina Mari Luz Martínez Seijo, antigua partidaria de Carmen Chacón en el congreso de Sevilla. La presencia entre los promotores de la plataforma de varios de los 25 dimisionarios que dinamitaron la Ejecutiva autonómica ahorra mayores comentarios.

 Con todo el respeto al resto de los candidatos en liza -especialmente al de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, que se lo tiene ganado-, Villarrubia tenía que apostar por Eduardo Madina, la otra opción que cuenta con posibilidades de acceder a la secretaria general del partido. El derrocado secretario autonómico permanece desaparecido en combate desde la noche del 30 de mayo, pero rápidamente ha puesto a trabajar a los suyos a favor de Madina.

 Su mano derecha, la senadora y secretaria provincial del PSOE de Palencia, Mirian Andrés, coordina el grupo de apoyo al diputado, en el que, si acaso, ha sorprendido el coprotagonismo asumido por el secretario provincial de Salamanca y procurador, Fernando Pablos. Paralelamente, los “villarrubistas” vallisoletanos -con el portavoz socialista en la Diputación, Juan José Zancada a la cabeza- ya han constituido una plataforma provincial.

Eduardo Madina
 Se sabía que el PSOE estaba fraccionado en mayor o menor medida en casi todas las provincias de la comunidad, y de forma especialmente enconada en León, Valladolid, Zamora y Ávila. Con el apoyo de Pablos a Madina ahora sabemos que entre los socialistas salmantinos también hay notable mar de fondo. Se deduce que la adhesión al grupo de los 25 dimisionarios de la senadora Elena Diego y de la procuradora Ana Muñoz de la Peña no contó con el respaldo del secretario del PSOE salmantino, quien por algo no estaba en el famoso grupo del “wats-app”. Y un dato más: Al contrario que las mencionadas, el portavoz socialista en el ayuntamiento salmantino, Enrique Cabero, no secundó esa dimisión colectiva, permaneciendo fiel a Villarrubia.

  Así las cosas, a estas alturas seis de los ocho secretarios provinciales del PSOE -recuérdese que en Ávila hay una gestora- están claramente alineados, cuatro a favor de Sánchez y dos con Madina. Sigue sin pronunciarse el de Soria, Carlos Martínez, el chaconista que ha permanecido completamente al margen de la guerra fratícida librada por López y Villarrubia. Desde ese distanciamiento, que no equidistancia, Martínez se ha permitido criticar incluso la composición de la comisión gestora, señalando que “en ella está alguno de los que ha provocado el incendio”, alusión tal vez al secretario del grupo parlamentario socialista en las Cortes, José F. Martín.

Luis Tudanca
  A la vez que se ha autodescartado como posible candidato a la secretaría autonómica, Martínez se ha manifestado claramente a favor de una “tercera vía”. “No solo lo veo factible, sino que lo veo sano”, ha declarado. Y hay quien cree que la alternativa podría ser el burgalés Luis Tudanca, el otro secretario provincial que no se ha alineado ni con Sánchez ni con Madina.  Tudanca, que ha permanecido además bastante al margen del enfrentamiento entre López y Villarrubia, es de hecho partidario asimismo de esa “tercera vía”. Sin embargo, al igual que Martínez, se ha autodescartado.

 Desde luego, quien no puede encarnarla es ninguno de los acólitos de los que han conducido al PSOE de Castilla y León a su desastrosa situación actual. Ni los que han creado el problema, ni los que les han secundado en su lucha fratícida, pueden formar parte de la solución. Suscribo plenamente las consideraciones realizadas al respecto por el procurador palentino Francisco Ramos en su artículo “PSCyL-PSOE: Merecer el futuro”“El perfil del nuevo líder -afirma Ramos- es el de quien sabrá llegar cuando se le necesita y esté dispuesto/a irse cuando sea una carga para el proyecto colectivo. (…) ”No hay lugar para estratagemas ni operaciones maquiavélicas o de fontanería política. Quedan excluidos los protagonistas, muñidores y cómplices de esta crisis”. 

 Se puede decir más alto, pero no más claro.