Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

lunes, 3 de junio de 2013

El expolio de las Cajas (XIV): La Justicia por fín entra en acción

 Después de todo lo que llevamos contado en este serial, y a la vista de los procedimientos judiciales abiertos por hechos de similar naturaleza en cajas de ahorro de otras comunidades (Caja del Mediterráneo, Novacaixa Galicia, Caja Navarra…), resultaba ciertamente extraño que, salvo en lo referido a Caja Segovia, la Justicia todavía no estuviera persiguiendo a los responsables del expolio sufrido por las Cajas de Castilla y León.


 Bien es verdad que, aparte de ciega, la Justicia es sobre todo es lenta, incluso bastante perezosa ante patatas calientes que puedan colocar en situación comprometida al poder político y sus aledaños económicos. Máxime cuando la llamada sociedad civil de Castilla y León ha asistido con general pasividad e indolencia al proceso de liquidación y almoneda de sus cajas de ahorro. Solo dos fuerzas políticas -UPyD respecto a Caja Segovia e IU respecto a Caja España, Caja Duero y la propia Caja Segovia- se habían tomado la molestia de denunciar presuntas conductas delictivas en dichas entidades de ahorro. 
Mientras las abrumadoras denuncias de UPyD sobre el saqueo de CajaSegovia siguen a la espera de que se determine si se incorporan al caso Bankia o competen a los juzgados segovianos, la denuncia de IU empieza a tener consecuencias.

J.M. González (izq.) el día que presentó la denuncia en el TSJ
  Eso sí, ha tenido que transcurrir mas de un año y medio desde que el procurador y coordinador de IU en Castilla y León, José María  González, se personara hasta la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia hasta que otro representante del ministerio publico, el fiscal-jefe de León, ha trasladado su investigación al Juzgado “por entender que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de un presunto delito de administración desleal del art. 295 del Código Penal”. 
El oficio del fiscal solicita la apertura de diligencias previas a fin de esclarecer la posible responsabilidad penal por parte de los miembros de los Consejos de Administración de Caja España, la Comisión Ejecutiva de Caja Duero hasta la fusión de ambas, así como en su caso de los directivos del banco CEISS surgido de la misma.

 Llamas y Rubio, crédito a discreción.- Aunque la denuncia de IU contenía otra serie de hechos, como la indemnización del anterior director de Caja España, José Ignacio Lagartos, y la famosa prejubilación de Francisco Fernández, el ex el alcalde socialista de León y vicepresidente segundo de la entidad, el meollo de la investigación judicial requerida por el fiscal se centra en la concesión de multimillonarios préstamos a dos de los consejeros: los empresarios Santos Llamas y Francisco Rubio Garcés.

El primero, elegido presidente de Caja España en julio de 2006 con el respaldo de PP, PSOE, UPL y UGT, obtuvo durante su mandato una larga relación de créditos y avales por un volumen de unos 70 millones de euros. El segundo, que llegó a ser vicepresidente tercero de Caja Duero, se ha beneficiado al menos desde 2004 de otro sinfín de préstamos y avales que en 2006 superaban los 51 millones de euros, amén del patrocinio publicitario del C.D. Numancia, club de fútbol del que es el máximo accionista.

Santos Llamas, Julio Fermoso y Juan Vicente Herrera
 Dada la composición de los órganos presuntamente responsables del delito de “administración desleal” apuntado por el fiscal, el caso puede tener consecuencias políticas imprevisibles. Durante los años a investigar la nómina de insignes políticos que han desfilado por el Consejo de Administración de Caja España incluye, entre otros, a los actuales presidentes de las Diputaciones de León (Isabel Carrasco) y Zamora (Fernando Martínez Maillo), a los procuradores José Francisco Martín (PSOE)  y Javier García Prieto  (PP), y al alcade de Medina de Rioseco Artemio Dominguez, sin contar a la actual senadora Arenales Serrano, quién tan solo permaneció poco más de un mes en dicho órgano.

Desde su llegada, en 2003, a la presidencia de Caja Duero, Julio Fermoso mantuvo en  la Comisión Ejecutiva a otros dos ilustres del PP,  amigos (al menos hasta hace poco) y vecinos de Valladolid: el alcalde, Javier León de la Riva, y el entonces portavoz del grupo popular en las Cortes y actual consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez. En verano de 2007, De Santiago-Juárez , quién durante sus cuatro años como portavoz parlamentario añadió a su ya suculento sueldo en las Cortes otros 109.440 euros en concepto de dietas de Caja Duero, fué sustituido en la Comisión Ejecutiva de la entidad por Isaías García Monge, ex delegado del Gobierno en Castilla y León. A su vez, en febrero de 2008, agotados sus 12 años de mandato, León de la Riva se vió obligado a dejar Caja Duero, siendo ocupada su vacante en la Comisión Ejecutiva por el entonces alcalde de Salamanca y actual senador, Julián Lanzarote, quién permaneció en ese puesto hasta agotar mandato en abril de 2009.

Así pues, la investigación afectaría al menos a un senador y a tres procuradores (los dos mencionados y De Santiago-Juárez), lo que siginifica que,si alguno de ellos alcanzara la condición de imputado, la competencia judicial pasaría bien al Tribunal Supremo a al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad.

  Del Olmo y Villanueva, presuntos "cooperadores necesarios".En lo puede perder toda esperanza el dirigente de IU, José María González, es en que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se sume a la denuncia por la presunta actuación delictiva en Caja España y Caja Duero.
Tomás Villanueva y Pilar del Olmo
 No solo porque nada mas lejos de la intención de Herrera, a la sazón presidente regional del PP, que actuar contra el selecto ramillete de correligionarios que corren el riesgo de ser imputados. Es que, de confirmarse ese presunto delito de “administración desleal”, el propio gobierno de la comunidad podría resultar “cooperador necesario” del mismo. Me explico: Como bien se ocupado de resaltar  Santos Llamas, conforme a la Ley de Cajas, los créditos concedidos a los consejeros requieren la autorización expresa de la consejería competente. Y en la legislatura 2003-2007 esa consejería era la de Hacienda (Pilar del Olmo) y desde mediados de 2007 en adelante es la de Economía (Tomás Villanueva). Es decir que Del Olmo y Villanueva, ambos asimismo procuradores de las Cortes, también van a verse afectados por la investigación.

 Todo esto referido exclusivamente a la denuncia presentada por IU en noviembre de 2011, que no incluía otra larga serie de sospechosas actuaciones en estas y otras Cajas que han ido saliendo a la luz con posterioridad (veánse por ejemplo las llamativas inversiones y operaciones inmobiliarias de Caja Duero o las trapisondas del ex presidente de Caja Burgos, José María Arribas. Y por supuesto al margen de la presunta estafa que han supuesto las participaciones preferentes y deuda subordinada emitidas por Caja España y Caja Duero (en conjunto mas de 1.000 millones de euros), cuyas quitas han comenzado a sufrir los mas de 14.000 clientes que las suscribieron. (Especialmente  esclarecedora resulta al respecto la información publicada por el diario “El Mundo” el pasado 15 de abril, denunciando que Caja España ocultó deliberadamente a sus clientes los riesgos que conllevaban dichos productos financieros).

 Hora era de que, además de Caja Segovia, la Justicia comenzara a interesarse por las presuntas responsabilidades penales tanto de los que han se han lucrado con el expolio de las Cajas de Ahorro de Castilla y León como de los que lo han consentido.